El Panasonic SC-NA30 y el Panasonic SC-NA10 son dos nuevos altavoces inalámbricos que acaban de aparecer en catálogo. Son bastante compactos y están pensados para usar dentro o fuera de casa. Estos altavoces portátiles pueden funcionar lejos de un enchufe, gracias a una batería interna recargable de iones de litio. Son los compañeros ideales de cualquier dispositivo que tenga Bluetooth, especialmente smartphones y tabletas. Basta con que el Bluetooth sea de la versión 2.1 con el perfil A2DP o superior, válida para transmitir audio en estéreo sin cables.

Si además el smartphone dispone de la tecnología de comunicaciones de campo cercano NFC (Near Field Communication) va a ahorrarse la tarea de tener que emparejar el móvil con el altavoz. La conexión inalámbrica se producirá con un solo toque, del altavoz con el smartphone. Estos dos altavoces de Panasonic además pueden funcionar como manos libres para responder las llamadas sin necesidad de tocar el teléfono móvil, ya que integran un pequeño micrófono. Por otro lado, tienen un puerto USB, aunque solamente sirve para recargar la batería del dispositivo móvil mientras está conectado con el cable correspondiente incluso durante la reproducción de música.

panasonic_sc-na10_2Estos altavoces portátiles igualmente pueden reproducir música desde otras fuentes, como cualquier lector de audio portátil, porque disponen de una entrada auxiliar con conector minijack estéreo (3,5 milímetros). El fabricante ha incluido la tecnología XBS Master Sound que refuerza los graves sin que el sonido pierda claridad y manteniendo a raya la distorsión. Ambos salen a la venta en dos colores: plateado o negro. El Panasonic SC-NA30 es el modelo más avanzado, pero también el más pesado (930 gramos), frente a los 520 gramos del SC-NA10. Es un poco más grande para dar cabida a un subwoofer con un cono de 8 centímetros del que el otro producto carece. La configuración se completa con dos altavoces de rango completo de 5 centímetros y un radiador pasivo con el mismo diámetro que el subwoofer. La batería interna es de 2.900 mAh y dura unas 14 horas de reproducción en el modo normal o de hasta 20 horas en el de ahorro de energía. El SC-NA30 mide 244 por 144 y por 48 milímetros; su precio de venta al público asciende a 270 euros.

En cambio, el Panasonic SC-NA10 cuesta 180 euros y ofrece sonido estéreo, en lugar de 2.1 canales. La potencia de salida RMS se queda en 10 vatios en total. Dentro de la carcasa que mide 2,9 centímetros de fondo, por 20 centímetros de ancho y por 9,9 centímetro de alto, van instalados dos altavoces con un cono de 4 centímetros más un radiador pasivo de 8 centímetros de diámetro. Dentro del paquete hay una funda que además puede actuar como soporte. La batería tarda tres horas en recargarse y tiene una capacidad de 1.240 mAh, que se traducen en unas 10 horas de reproducción en el modo normal.